En el episodio 50 de nuestro podcast TRS, titulado “Abre los ojos”, aprovechando que el 14 de octubre es el DM de la visión, hablaremos de este sentido, tan importante a lo largo de la humanidad para la supervivencia de la especie.

Los ojos son esa parte de nuestro cuerpo, de la cual sólo nos acordamos, cuando nos dan algún tipo de problemas. Pero al igual que el resto, son importante no sólo las revisiones, en este caso oftalmológicas, si no también una rutina diaria de cuidado y prevención. Hoy vamos a hacer una pequeña introducción de aquellas patologías más frecuentes que podemos sufrir, y en episodios posteriores, iremos desgranando cada una de ellas.

Conjuntivitis

La conjuntivitis es tal vez una de las consultas que más nos encontramos en oficina de farmacia. Se trata de una inflamación de la conjuntiva, que no es más que una membrana que recubre la cara interna de los parpados. Y ojo, y nunca mejor dicho, las conjuntivitis pueden estar causadas por BACTERIAS, VIRUS Y ALÉRGENOS, por lo que no siempre está recomendado el uso de antibióticos.

Síntomas

La conjuntivitis cursa con:

  • Inflamación
  • Enrojecimiento,
  • Picor,
  • Escozor,
  • Sensibilidad a la luz
  • Excesiva secreción.

Tratamiento

  • Lavados con suero fisiológico
  • Limpieza con gasa estéril o toallitas de limpieza palpebral, una para cada ojo.
  • Mantener una buena higiene de manos
  • En los casos que se necesite intervención médica, los colirios deberán administrarse siguiendo la pauta.

Prevención

  • No tocarse los ojos con las manos.
  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Usar una toalla limpia cada día.
  • No compartir toallas
  • Cambiar la funda de la almohada con frecuencia
  • Desmaquillarse cada noche
  • No compartir los cosméticos para los ojos ni los elementos personales de cuidado ocular.

Orzuelos

Los orzuelos, son infecciones de la base del folículo piloso del párpado. Esta infección está producida por bacterias.

Síntomas

  • Un bulto rojo en el párpado parecido a un grano
  • Dolor en el párpado
  • Hinchazón de los párpados
  • Lagrimeo

Por lo general los orzuelos desaparecen las 48h por si solos, y no es necesaria la intervención médica. Sin embargo hay casos en los que no desaparece, se enquista, aumenta de tamaño, o aparece enrojecimiento de las mejillas por lo que deberemos acudir al servicio de urgencias.

Existen una serie de factores que favorecen la aparición de orzuelos como:

  • Tocarse los ojos sin lavarse las manos
  • Ponerse las lentillas sin desinfectarlas a fondo o sin lavarse las manos primero
  • No quitarse el maquillaje de los ojos antes de acostarse
  • Usar productos cosméticos no aptos para el contorno de los ojos
  • Padecer blefaritis

Tratamiento y prevención

  • Lavar los ojos con suero y limpiar el parpado con toallitas específicas para la limpieza palpebral
  • En caso de enquistamiento o empeoramiento acudiremos al médico el cual nos prescribirá antibióticos y corticoides.
  • Una buena higiene de manos.
  • Desmaquillarse todas las noches y no compartir maquillajes con nadie
  • Lentillas siempre limpias
  • Aplicar compresas calientes para disminuir la inflamación y abrir el folículo.
  • Controlar la blefaritis. Higiene palpebral específica.

Ojo seco

Es una de las consultas más demandadas en oficina de farmacia. Aproximadamente un 30% de la población lo padece, debido a nuestro estilo de vida, la contaminación, el uso de pantallas…Existen varios tipos de ojos secos, pero el más común es el evaporativo.

Causas del ojo seco

  • Blefaritis posterior (disfunción de las glándulas de Meibomio)
  • Pestañar con menos frecuencia, lo que suele ocurrir cuando se tienen determinadas afecciones, como la enfermedad de Parkinson, o cuando se está concentrado durante ciertas actividades, por ejemplo, mientras se lee, conduce o se trabaja frente a un ordenador.
  • Problemas en los párpados. Cómo por ejemplo, los párpados hacia afuera (ectropión) o los párpados hacia adentro (entropión)
  • Alergias en los ojos
  • Conservantes en las gotas para los ojos
  • Viento, humo o aire seco
  • Falta de vitamina A

Factores de riesgo

  • Tener más de 50 años. La producción de lágrimas suele disminuir con la edad. Los ojos secos son más comunes en personas mayores.
  • Ser mujer. La falta de lágrimas es más común en las mujeres, especialmente si sufren cambios hormonales debido al embarazo, si usan píldoras anticonceptivas o si están con la menopausia.
  • Consumir una dieta con bajo contenido de vitamina A, que se encuentra en el hígado, las zanahorias, o con bajo contenido de ácidos grasos omega-3, que se encuentran en el pescado, las nueces y los aceites vegetales.
  • Usar lentes de contacto o tener antecedentes de cirugía refractiva.

Tratamiento y prevención

  • Evitar que el aire te sople en los ojos, mediante el uso de gafas de sol.
  • Humedecer el ambiente. En invierno, podemos usar humidificadores
  • Descansar los ojos durante tareas largas. Si se lee o se hace otra tarea que requiere concentración visual, descansar los ojos periódicamente. Cerrar los ojos durante unos minutos. O pestañear varias veces durante unos segundos para repartir las lágrimas por los ojos.
  • Tener en cuenta el ambiente. El aire a alturas elevadas, en zonas desérticas y en aviones puede ser extremadamente seco. Si se pasa tiempo en esos lugares, puede ser útil cerrar los ojos con frecuencia durante unos minutos para minimizar la evaporación de las lágrimas.
  • Colocar la pantalla del pc por debajo del nivel de los ojos. De esta manera, es más lenta la evaporación de las lágrimas entre parpadeos.
  • Otra excusa para dejar de fumar, es si se sufre de ojo seco.
  • Usar lágrimas artificiales periódicamente. Si se padece ojo seco crónico, usar gotas incluso cuando se sienta que los ojos están bien para mantenerlos lubricados. El ácido hialurónico será un gran aliado.

Terminamos el post, dando las gracias a nuestros rutiners, que hacen que la comunidad vaya creciendo día a día.

Nos escuchamos y leemos en el siguiente episodio de TRS.