Tras meses de sol, de pérdida de rutinas, de hábitos saludables, necesitamos unos cuidados post-verano, ya que nuestra piel está más flácida, deshidratada, llena de manchas y con las arrugas más marcadas. Por eso hoy en TRS, os traemos las claves para recuperar la piel y prepararla para el invierno

Escucha”49 – Cuidados de la piel después del verno” en Spreaker.

Aunque hayamos usado correctamente el protector solar, después del verano es normal que la piel de nuestro rostro esté más envejecida. Los rayos UV provocan pérdida de agua, además de manchas. Especialmente en aquellos pacientes que sufren acné  o se han quemado.

Las arrugas se hacen más profundas e incluso observamos una perdida de firmeza y elasticidad. El sol es el responsable del 80% del envejecimiento cutáneo, así que después del verano, para que el ostro recupere su juventud, aconsejamos cuidarse un poco más. Y para ello hemos preparado una serie de principios activos que deben convertirse en un MUST de vuestra rutina diaria.

Antes de todo…DOBLE LIMPIEZA

Volvamos a la sana costumbre de la doble limpieza mañana y noche. Sí las asiáticas presentan un cutis perfecto es sin duda porque la limpieza es un imprescindible de su rutina cosmética.

Hoy os proponemos algo diferente y apto para todo tipo de pieles. La rutina de doble limpieza es la manera que tienen las coreanas de limpiar su piel en dos pasos diferentes.

El primer paso es aplicar un producto oleoso que retire el maquillaje e impurezas. Para ello emulsionamos nuestro producto con la piel.

A continuación y sin aclarado, aplicamos un producto en base acuosa, tipo gel o mousse, con el que acabamos de limpiar el rostro, y procedemos a aclarar.

Nuestro rostro en tan sólo 7 días va a notar los beneficios de este tipo de técnica, que supone un plus para nuestra piel y además apto para todo tipo.

Cinco principios TOP de cuidados post-verano

Ácido glicólico

El Ácido glicólico sirve para acelerar el proceso de exfoliación de la piel, y retirar las células muertas. Es apto para tratamientos de acné, pero también es muy efectivo para disminuir los efectos del envejecimiento y manchas solares.

Su eficacia depende de su nivel de concentración. En farmacia jugamos a concentraciones de entre un 8% y hasta un 15%, favoreciendo la renovación celular que activa el colágeno dando mayor elasticidad a la piel.

Colágeno

El colágeno es una proteína de gran dimensión que aporta tersura y firmeza a la piel. A partir de los 35 años sus niveles bajan, y a los 40 reduce su productividad en un 50%.

Los productos dermocosméticos deben incluir colágeno, para reponer la flexibilidad de la piel. Las largas exposiciones solares del verano dañan gravemente las reservas de colágeno natural por lo que es vital protegerse del sol para evitar un envejecimiento prematuro

Antioxidantes

Los antioxidantes luchan contra los radicales libres, y la vitamina C no sólo planta cara a la deshidratación y a la pérdida de luminosidad, sino que además combate los signos de la edad. Los cosméticos que incluyen esta vitamina en altas concentraciones estimulan la producción de colágeno.

Retinol

El retinol o vitamina A en forma activa es un poderoso antioxidante y la solución a las arrugas. Su bajo peso molecular le permite penetrar en las capas más profundas de la piel, estimular el colágeno y la elastina, y alisar la capa córnea de la epidermis. Además el retinol combate el acné y aclara las manchas de la piel.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia natural presente en la mayoría de tratamientos cosméticos. Destaca su gran capacidad para atraer y retener el agua, por lo que en dermatología se ha convertido en uno de los ingredientes estrella para cremas y tratamientos antiedad.

En su uso tópico aporta grandes dosis de hidratación a la piel, contribuyendo a conseguir un aspecto más terso y ayudando a rellenar las arrugas y líneas de expresión.

5 pasos clave de una buena rutina diaria

Cómo ya explicamos en la temporada anterior, existen 5 pasos clave de una buena rutina diaria. Todos ellos son importantes, pero si tuviésemos que elegir dos, por su importancia, y porque sin ellos el resto, no tienen sentido , serían la LIMPIEZA y la FOTOPROTECCIÓN.

La limpieza porque es clave para lucir una piel perfecta libre de impurezas y toxinas, y la fotoprotección, porque es indispensable, no sólo para prevenir el fotoenvejecimiento cutáneo sino también para prevenir el cáncer de piel.

  • Doble limpieza
  • Contorno de ojos
  • Serum/ampollas/booster
  • Crema (tratamiento corrector, hidratante, antimanchas)
  • Fotoprotección indispensable para la prevención del fotoenvejecimiento
  • 2 veces en semana, exfoliación seguida de mascarilla. De este paso haremos un especial en próximos episodios

La naturaleza te da la cara que tienes a los veinte; Depende de ti merecer el rostro que tienes a los cincuenta». 

Coco Chanel.