En el post de hoy titulado “Escuela Postural”, hablamos de una de las patologías que más afecta a la población. Y que todos en algún momento hemos sufrido en mayor o menor medida, el temido “dolor de espalda”.

Esta patología se ha visto incrementada a causa de la pandemia. Como consecuencia de los cambios de hábitos de trabajo, el confinamiento y la falta de ejercicio.

En TRS queremos ayudaros a mejorar y prevenir esos dolores de espalda mediante consejos. A través de un mejor conocimiento de los diferentes tipos de dolor. Y del manejo del mismo.

El dolor de espalda y su clasificación

El dolor se puede clasificar en función de su duración, tipo y localización. Y esto será muy importante a la hora de elegir el tratamiento que mejor se adapte a cada tipo.

Clasificación del dolor según duración:

  • Agudo: es el que dura menos de 6 semanas.
  • Subagudo: su duración se encuentra entre las 6 semanas y los 3 meses.
  • Crónico: más de 3 meses o 3 episodios dolorosos al año.
  • Recurrente: aquel en el que se intercalan periodos de ausencia de dolor con episodios agudos.

Clasificación según tipo de dolor:

  • Dolor mecánico: es el más frecuente de todos. Es el que aparece o empeora con los movimientos. Y mejora con el reposo o el descanso. Se resuelve de forma espontánea. Y responde muy bien a los tratamientos farmacológicos.
  • Dolor inflamatorio: no cede con el reposo, e incluso empeora. Y mejora con el movimiento.
  • Dolor neuropático: este tipo de dolor está relacionado con lesiones en los nervios. Se genera sensación de quemazón u hormigueo en la zona afectada, que se extenderá por todo el nervio. Este dolor no desaparece con el reposo.

Clasificación según localización

Asociamos, siempre el dolor de espalda, a una zona específica de la misma. Sin embargo, el dolor de espalda puede abarcar desde la zona del cuello, la zona dorsal y la zona lumbar. Y cada una de ellas está relacionada con diferentes causas.

  • Cervicalgia: el dolor afecta a la zona del cuello. Puede extenderse a hombros y brazos. La causa más frecuente, es una contractura de la musculatura que rodea al cuello, debido a tensión nerviosa o malas posturas.
  • Dorsalgia: el dolor afecta a la zona media de la espalda. Es la menos frecuente de todas. Muy relacionada con los sobresfuerzos y las malas posturas. Puede ser una señal de alerta de otro tipo de patologías, relacionadas con el sistema cardiovascular y digestivo. 
  • Lumbalgia: es el dolor que afecta a la zona lumbar. Es conocido coloquialmente como LUMBAGO. Ese que todos habéis sufrido alguna vez en la vida. Relacionada principalmente con causas mecánicas, tales como las contracturas, el exceso de carga, y las malas posturas.

Causas del dolor de espalda

El dolor de espalda, es multifactorial. Algunos de ellos son factores directos, como puede ser un dolor mecánico. O son la consecuencia de otro tipo de patologías.

  1. Mecánicas: son la causa más común. Relacionado con la sobrecarga y las contracturas musculares.
  2. Orgánicas: debido a desplazamientos vertebrales y malformaciones de la columna. Otras causas pueden ser tumores óseos e incluso leucemias.
  3. Dolor de espalda referido: es aquel en el que la espalda actúa a modo de espejo. Reflejándose el dolor de otras partes del cuerpo. Relacionado con causas cardiacas y vasculares. Como por ejemplo el infarto, y los aneurismas; respiratorias como un neumotorax. O renales como un cólico nefrítico.
  4. Dolor de espalda por patologías infecciosas: causada por agentes infecciosos. El herpes zóster o la meningitis son ejemplos de ello.

Tratamiento del dolor de espalda

El dolor de espalda tiene diferentes abordajes terapéuticos:

Farmacológico

Analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares. Siempre bajo prescripción médica o consejo farmacéutico.

Terapia de frio/calor

Se trata de una terapia de contraste. Primero aplicaremos frio, para restringir el flujo sanguineo de la zona lesionada, y de esta forma reduciremos la inflamación.

Y a continuación aplicaremos calor, no demasiado, para reactivar la circulación y promover la relajación muscular.

Ejercicio

Los mejores aliados de la salud lumbar son, la natación, el yoga y el pilates.

Practica ejercicios de estiramiento todos los días para aliviar la tensión muscular. Sobre todo si eres teletrabajador, o pasas mucho tiempo de pie. Os dejamos una tabla fácil de realizar, bien en casa, bien en el trabajo.

Complejo vitamínico B1-B6-B12

Os estaréis preguntando de que forma un grupo de vitaminas puede contribuir a aliviar los dolores de espalda. La respuesta es sencilla.

Estas vitaminas se han demostrado que en combinación con analgésicos y antiinflamatorios, aumentan la efectividad de la terapia y reducen el uso prolongado de los mismos.

El complejo vitamínico B, mejora la conducción nerviosa. Regenera nervios dañados. Presenta poder antiinflamatorio al intervenir en determinados mecanismos enzimáticos. Y además interviene en la síntesis de mielina.

Por todo ello, es un gran aliado en la terapia contra el dolor de espalda. El más conocido en Farmacia, es el HIDROXIL.

Se toma durante un periodo de 15 días, una vez al día, por las mañanas.

Tips para tu día a día

  • Camina con la espalda recta y la cabeza alta. Imagina que llevaras unos cuantos libros sobre tu cabeza.
  • Cuida tu postura frente al ordenador. La pantalla siempre debe estar a la altura de los ojos, la espalda sobre el respaldo y los pies en el suelo. Cada cierto tiempo levántate y camina. Aprovecha para realizar ejercicios de estiramiento.
  • Vigila tu postura a la hora de agacharte. Espalda recta y rodillas flexionadas.
  • La postura también es importante a la hora de dormir. Por eso la mejor es boca arriba o en posición fetal.

Acabamos el post con una frase inspiradora:

Tu cuerpo es templo de la naturaleza y del espíritu divino. Consérvalo sano; respétalo; estúdialo; concédele sus derechos.

Henry F. Amiel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *