Llegó el mes de junio y con él el verano. Tenemos una mala noticia, en verano no dejamos de tomar medicamentos. Que se lo digan a un paciente crónico, sus pastillitas para la tensión o la diabetes no se van de vacaciones ni con el IMSERSO. Lo peor de todo es que cuando lleva el verano el sol y los fármacos pueden establecer una peligrosa relación de amor odio por causa de los medicamentos fotosensibles. Este es el episodio definitivo para saberlo todo sobre los medicamentos fotosensibles.

Nuestra frase de la semana, en forma de cita bibliográfica,

“El sol sólo miente cuando se queda escondido entre las nubes.”

Rocío Biedma.

Medicamentos fotosensibles. Todo lo que debes saber.

Para comenzar, tras nuestra habitual repaso de las semanas de cada uno de nosotros, y hablar de la actualidad Tu rutina saludable, marcada por el exitoso grupo de whatsapp frente a la celulitis, nos adentramos en el tema del día.

Arrancamos con un dato sobre la fotosensibilidad que asusta, o debería hacerlo: Existen más de 300 fármacos -muchos de uso habitual- que pueden producir fotosensibilidad

¿Qué es la fotosensibilidad y cómo afecta a la piel?

Si buscamos la definición de fotosensibilidad en el diccionario de la lengua española nos encontramos cualidad de fotosensible. Y si seguimos profundizando sobre qué es fotosensible, porque la RAE tiene lo suyo, encontraríamos adjetivo “sensible a la luz”.

Al hablar de fotosensibilidad hay que hablar de la piel. Ya que este tipo de reacciones se producen en el tejido cutáneo, no son normales y se dejan ver en la piel mediadas por la exposición solar.

Podríamos, por resumir, decir que los medicamentos fotosensibles pueden provocar un efecto adverso que sucede tras su ingesta y la exposición solar.

En la farmacia solemos insistir mucho sobre este tipo de reacciones, pero parece que tengamos un interés económico. Para los malpensados es este episodio y este episodio.

Supongo que ya vas entendiendo por qué aparece este episodio en esta época del año tan soleada. Consideramos especialmente importante recordar “cuatro” (quien dice cuatro dice alguna más) nociones básicas acerca de la fotosensibilidad inducida por fármacos.

No toda la fotosensibilidad es igual.

Y es que no todo el campo es orégano, ni todas las reacciones de fotosensibilidad son iguales. Cabe distinguir diversos tipos de reacción dermatológica cursada por medicamentos fotosensibles en función de la respuesta, el origen, la frecuencia, la gravedad, etc.

Fototoxicidad.

Entre los greatest hits de las reacciones de fotosensibilidad es la fotoxicidad la que ocupa el número uno por su frecuencia de ocurrencia. Son las más frecuentes.

Explicaríamos la fototoxicidad como un fenómeno que afecta a la piel y que se produce justo después de haber tomado el sol. Es una reacción no inmune y sin sensibilización previa, no hace falta tener antecedentes. Suele cursar con quemadura solar intensa y en las zonas que han sido expuestas al sol. Puede acabar por provocar necrosis epidérmica y una alteración severa en la pigmentación.

Fotoalergia.

La fotoalergia es menos común que la fototoxicidad. Supone aproximadamente el 5% de las reacciones de fotosensibilidad. Es de tipo inmune y requiere sensibilización previa. La reacción es retardada y aparece a dosis mínimas del medicamento. Con la mínima cantidad de un medicamento fotosensible que se haya tomado una persona pudiera tener daño en la piel.

¿Qué pacientes

Listado de medicamentos fotosensibles en pdf.

Uno de los puntos más demandados al hablar de fotosensibilidad es el listado de medicamentos fotosensibles. En TRS, conscientes de su importancia, hemos elaborado un práctico listado con los fármacos, sin nombre comercial, que producen o pueden producir fotosensibilidad.

Lo puedes descargar en el siguiente enlace:

Listado de principios activos que pueden provocar fotosensibilidad.

Si tienes dudas sobre estos medicamentos que te proponemos en el listado, porque no aparecen los nombres comerciales tal y como los conoces, puedes contactar con nosotros y te ayudaremos.