Hace unas pocas semanas, se aprobó por fin el decreto, por el cual se podían dispensar test de autodiagnóstico en las farmacias, sin necesidad de prescripción médica. Hoy en TRS nos vamos a permitir el lujo de ser un poco reivindicativos y reclamar nuestro papel como agentes sanitarios. Somos muchos los que desde Septiembre, llevamos reclamando que las farmacias, sean parte activa en la detección y control del Covid, como se viene haciendo en otros países de nuestro entorno.

Tipo de test de autodiagóstico

En la oficina de farmacia podemos encontrar dos tipos de test de autodiagnóstico:

Test de detección de anticuerpos

Detección de anticuerpos: estos test utilizan una muestra de sangre para ver si tenemos anticuerpos IgM o IgG contra la covid-19. Los anticuerpos son moléculas proteicas que sintetiza nuestro sistema inmune cuando hemos estado expuestos a agentes infecciosos.

Ig indica que son inmunoglobulinas, un tipo especial de proteínas, y las letras M o G indican que son dos anticuerpos distintos: los tipo M aparecen al principio de la infección, mientras que los G aparecen ya pasados varios días.

En el caso particular de la COVID-19, se calculan 7-10 días después del contagio para la aparición de los primeros IgM, y 10-15 días para la aparición de los primeros IgG. Los IgM dejan de detectarse antes que los IgG.

Básicamente, un test de anticuerpos muestra si hemos estado expuestos o no al coronavirus, y puede dar una idea de si fue reciente o lejana en el tiempo. Estos test fueron los primeros en comercializarse con prescripción médica allá por diciembre. Actualmente, son los que menos se venden.

Test de antígenos

Detección de antígenos: Los test de antígenos detectan la presencia de proteínas del virus, y por tanto, la posibilidad de infección activa, detectando “posibles casos”, si bien posteriormente se requiere un análisis que lo confirme. Se aconseja su realización durante los 7 primeros días desde la sospecha de infección o en los 5 primeros días desde la aparición de síntomas, cuando la carga viral está más alta.

Realización del test

Test de anticuerpos

Se realiza tomando una muestra de sangre capilar, punzando el dedo con una lanceta (parecida al análisis de glucosa en diabéticos). Extraemos la sangre mediante una pequeña pipeta, y la depositamos sobre el pocillo de muestra, de la caseta.

A continuación, depositaremos unas gotas del reactivo, y esperaremos 10-20 min para la lectura de resultados. Importante, si hemos realizado bien la prueba, deberá aparecer una raya en la zona de control.

Test de antígenos

  1. Antes de tomar la muestra, lavarse las manos y con ellas limpias, sonarse varias veces la nariz.
  2. Abrimos la solución de extracción y vertemos el líquido en el tubo de extracción.
  3. Introducimos el hisopo, en una de las fosas nasales ( aproximadamente 3 cm) y girarlo varias veces
  4. Dejamos el hisopo, dentro del tubo de extracción, durante un minuto (cronómetro en mano)
  5. Extraemos el hisopo con cuidado, ponemos el tapón con cuentagotas, en el tubo de extracción
  6. Colocamos el casete en una superficie plana y vertemos 3 gotas de la muestra en el pocillo de las muestras ( viene indicado con la letra S)

Lectura de resultados en 15-20 min

Interpretación de los resultados

Test de anticuerpos

IgM negativo, IgG negativo:
No hay evidencia de infección actual o previa. Recordad que se necesitan 4 días, desde el inicio de los primeros síntomas para que puedan aparecer anticuerpos. En caso de aparición de síntomas, repetir la prueba varios días después o hacer PCR.

IgM positivo, IgG negativo:
Esto sugiere una infección en las primeras etapas de la enfermedad.
El paciente puede infectar a otros. Por lo que hay que ailarse y avisar a las autoridades sanitarias y confirmar el resutado con una PCR
Si el resultado no coincide con el cuadro clínico (por ejemplo, si no hay síntomas) podría ser un falso positivo

IgM positivo, IgG positivo:

Esto sugiere una infección en la etapa intermedia de la enfermedad. Aislamiento del paciente.

IgM negativo, IgG positivo:

Hay una recuperación de la enfermedad y el paciente no es infeccioso.

Test de antígenos

Tres posibles resultados

POSITIVO: aparecen 2 líneas de color, una en la zona de control (C) y otra en la zona de test (T) En este caso, nos aislaremos, y llamaremos al centro de salud, o lo comunicaremos a través de la farmacia, ya que son muchas las comunidades que ya han habilitado el sistema de notificación. No hay que ponerse nerviosos, lo importante es aislarse, tomar paracetamol para los síntomas menores que pudieran aparecer. Y en caso de aparecer dificultad respiratoria acudir al servicio de urgencias.

NEGATIVO: aparece sólo una línea en la zona de control (C). Si aparecen síntomas, repetiremos el test. Ya que puede ser que la carga viral, todavía no fuese lo suficientemente alta, para su detección.

INVÁLIDO: no aparecen rayas. Esto implica que no hemos realizado el test de la forma correcta. Repetiremos.

Ya para terminar el post queremos desde TRS, recalcar la importancia de la vacunación. Estar vacunado implica, que la enfermedad pasa por nuestro cuerpo de forma asintomática, o de forma leve, en la mayoría de los casos. No estarlo aumenta las probabilidades de acabar bocabajo.

Nos leemos en el siguiente post, que además estará dedicado a vosotros, nuestros “escuchantes”, y a cerrar ésta, nuestra primera temporada.