En el episodio 18 de Tu rutina saludable introdujimos el problema del tabaco, hablamos de los problemas de salud derivados y tratamos, someramente, los tratamientos para dejar de fumar. Hoy vamos a entrar más en detalle, hablando de las fases en el duro camino del abandono del tabaco, los tratamientos, y los beneficios de dejar de fumar.

Fases en el camino al abandono del tabaco.

Lo mejor de todo esto es que está muy estudiado. Hay dos señores, James Prochaska y Carlo Diclemente, que hace años crearon un modelo para intentar comprenderlos procesos de cambio en los seres humanos: qué, cómo, cuándo y por qué.

Estos dos investigadores Prochaska y DiClemente definieron su modelo de los estadios de cambio precisamente para el tabaquismo. Identificaron 6 etapas que nos muestran las 6 realidades por las que cualquier individuo transcurre en un proceso de cambio.

Más tarde la ciencia se dio cuenta de que este modelo era aplicable a cualquier proceso de cambio (ludopatía, maltrato, etc). Las 6 etapas por las que pasa una persona en su camino hacia el abandono del tabaco son:

Fase de Precontemplación.

El fumador todavía no reconoce que tiene un problema ni se plantea actuar. Por supuesto, ni se le pasa por la cabeza acudir a terapia o pedir ayuda.

Fase de Contemplación.

En la segunda de las fases la persona fumadora considera que tiene un problema pero no quiere dejar de fumar. Rechaza dejarlo. “Sé que es malo pero no quiero dejarlo”, ¿os suena? En su cabeza hay una balanza en la que empieza a poner los pros en un lado y los contras en otro.

Fase de preparación o determinación.

Ya el fumador está decidido a dejarlo. Es el momento ideal para actuar. De hecho los profesionales de la cesación tabáquica (médicos, psicólogos, farmacéuticos) tienen en esta fase su oportunidad de oro. De no aprovecharla la persona volvería a la fase 2.

Acción.

Ahora sí, es el momento de actuar. El individuo está implicado en el proceso de abandonar el tabaco. Su objetivo es cambiar y dejar el tabaco.

Mantenimiento.

No es una fase baladí. En la etapa de mantenimiento se trata de mantener en el tiempo el cambio conseguido en la etapa de “Acción” y prevenir recaídas.

Recaída.

Esta etapa es opcional. No siempre sucede.

Si bien es cierto que el modelo considera normales las recaídas: no te fustigues si así sucede.Esperamos que nadie vuelva “un pasito p’atrás”, que cantaba Ricky Martin.

La persona vuelve a fumar. Tras este contratiempo, el sujeto vuelve a una etapa anterior; es labor del terapeuta motivar y consolar al paciente para que la regresión se dé en una etapa lo más cercana posible a la acción.

Tratamientos para dejar de fumar.

En el episodio del podcast te hablamos de los dos tratamientos para dejar de fumar financiados por la Seguridad Social. Desde el 1 de enero de 2020, y esperemos que para siempre, el Sistema Nacional de Salud español financia dos tratamientos.

Somos farmacéuticos y podríamos hablar un rato largo sobre ellos. Pero no queremos sentirnos odiados. Te vamos a contar un poco sobre ellos.

Tratamientos para dejar de fumar financiados por la Seguridad social en España.

Bupropión (Zyntabac).

El Bupropión es un antidepresivo cuyo mecanismo de acción no está del todo claro. Se cree que ayuda en el proceso de dejar de fumar al modificar la respuesta en la recaptación de ciertos neurotransmisores. Su acción en tabaco es independiente de su acción antidepresiva. Está
indicado en adultos para dejar de fumar.

Cómo tomar Zyntabac (posología).

Los comprimidos deben ingerirse enteros, con un vaso de agua.

No se deben triturar ni mucho menos masticar, ya que son de liberación prolongada.

Es recomendable separar las dos tomas al menos 8 horas.

En diversos ensayos clínicos se ha visto que no hay diferencias significativas entre la efectividad de 150 mg /día y 300 mg/día, por lo que pautar sólo 150 mg día podría ser una buena opción.

El tratamiento con este medicamento no debe superar las 9 semanas.

Efectos Adversos de Zyntabac.

Bupropión tiene algunos efectos adversos:

  • Insomnio.
  • Sequedad de boca.
  • Cefaleas
  • Inquietud.
  • Náuseas
  • Prurito.
  • Urticaria.
  • Alteraciones gastrointestinales y del gusto.
  • Su efecto adverso más grave son las convulsiones, lo que determinará sus precauciones de uso y sus contraindicaciones.
Interacciones del bupropión.

Por ser un antidepresivo el bupropión potencialmente podría producir gran cantidad de interacciones. Pero la que suele tener más relevancia clínica es el uso concomitante de los inhibidores de la monoaminooxidasa, más conocidos como IMAOs.

Zyntabac debe administrarse con precaución si se emplean simultáneamente antidepresivos, antipsicóticos, antiarrítmicos, beta bloqueantes,
antiepilépticos y/o ritonavir.

Precauciones al usar zyntabac.

El Bupropion deberá usarse con precaución en pacientes con insuficiencia hepática o renal y la dosis recomendada para estos pacientes es de 150 mg/día.

Contraindicaciones del bupropión.
  • Hipersensibilidad al bupropion o a sus excipientes.
  • Embarazo y lactancia (ya que se excreta en leche materna).
  • Trastorno bipolar y todos aquellos factores que aumenten el riesgo de que se produzcan convulsiones, como historia actual o presente de trastornos convulsivos.
  • Historia actual o previa de anorexia o bulimia nerviosa.
  • Traumatismo craneal.
  • Tratamiento concomitante con inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAOs).
  • Desintoxicación aguda de alcohol o benzodiacepinas.

Vareniclina (Champix).

La vareniclina posee una capacidad dual, ya que es un agonista parcial del receptor nicotínico a4b2, controlando por un lado tanto el síndrome de abstinencia como el craving, o deseo por consumir drogas. Por otro lado, la vareniclina bloquea el receptor para que la nicotina no pueda unirse a él. Interrumpiendo la cascada de neurotransmisores.

Está indicado en adultos para dejar de fumar.

Cómo tomar Champix (posología).

El tratamiento con Champix debe comenzar una semana antes de la fecha que el paciente decida para dejar de fumar.

En esta primera semana, el paciente deberá tomar los tres primeros días 0,5 mg por la mañana, y los cuatro días siguientes deberá tomar una dosis de 0,5 mg por la mañana y otra de 0,5 mg por la noche.
A partir de la segunda semana la dosis recomendada es de 1 mg de vareniclina dos veces al día.

Champix puede tomarse con o sin alimentos, pero la ingestión con alimentos puede minimizar la aparición de efectos adversos de tipo gástrico.

  • En los individuos que no puedan tolerar las reacciones adversas se debe reducir la dosis de forma temporal o permanente a 0,5 mg dos veces al día.
  • Si los pacientes presentan un cuadro de insuficiencia renal moderada, y sufren reacciones adversas no tolerables, se puede reducir la dosis a 1 mg una vez al día.
  • Pacientes con insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina estimado < 30 ml/min), la dosis recomendada de vareniclina es 1 mg una vez al día (inicio con 0,5 mg una vez al día3

Tratamientos para dejar de fumar no financiados por el Sistema nacional de salud en España: terapia sustitutiva de nicotina.

Hay medicamentos a base de nicotina que no están financiados por la Seguridad social. Pero que pueden ser efectivos. Se conoce como Terapia sustitutiva de nicotina.

Suele englobar a medicamentos que se pueden adquirir sin receta.

Se administra una cantidad de nicotina determinada y controlada por una vía distinta a la del cigarrillo: comprimidos, chicles, parches o spray bucal.
Así se separa el efecto del tabaco de la nicotina. Eliminamos la asociación en el cerebro de la nicotina con el cigarrillo.

Puede utilizarse en monoterapia o combinando formas de liberación sostenida con formas de liberación aguda.

Suele provocar pocos y leves efectos adversos y escasas contraindicaciones y no se han establecido interacciones relevantes entre la TSN y otros medicamentos.

Precauciones y contraindicaciones de la Terapia sustitutiva de nicotina.

Son las siguientes:

  • En aquellos individuos que hayan sufrido un infarto de miocardio en las 8 semanas previas al inicio del tratamiento.
  • Pacientes que padezcan angina de pecho inestable.
  • Personas con hipertensión arterial no controladas
  • En el caso de arritmias severas.
  • Mujeres durante el embarazo y la lactancia. En este caso debe administrarse siempre bajo supervisión médica.

Duración del tratamiento con nicotina.

La duración del tratamiento se recomienda que sea entre 8 y 12 semanas. Se suele ir reduciendo la dosis, aunque hay estudios científicos que demuestran que no es necesario y que no hay síndrome de retirada.

Parches de nicotina.

Se trata de parches que se adhieren a la piel y que liberan en unas horas (16 o 24) cantidades de nicotina.

Se deben emplear de 6 a 8 semanas. Y hay que alternar la zona en la que se pone el parche.

La zona de la piel no debe tener vello, ni estar mojada ni sudada. No se recomiendan zonas con mucha grasa. Por lo que suelen situarse en antebrazo, cadera y tronco.

Es importante el lavado de manos antes y después de manipular el parche. Así como no tocarlo por la parte que se pega a la piel.

Antes de colocarlo es recomendable mover el parche un poco, para que se evapore el alcohol.

Para quitarlo se debe estirar de golpe.

Contraindicaciones de los parches de nicotina.

Principalmente problemas dermatológicos: pieles atópicas, psoriasis, alergias de contacto conocidas, etc.

Efectos adversos de los parches de nicotina.

Entre los más frecuentes están: picor, quemazón, hormigueo o eritema en la zona de aplicación del parche.

Como os hemos dicho, es importante cambiar el parche de zona de aplicación cada día, así se disminuyen estos efectos.

Otras reacciones adversas de los parches de nicotina son: insomnio, dolor de cabeza, vértigo, náuseas, sudores o sueños raros.

Chicles de nicotina.

Los chicles se liberan de forma más rápida. Se trata de un chicle al uso pero que contiene nicotina que se libera al mascar.

En el mercado hay presentaciones de 2 y de 4 mg. La mayor parte de la nicotina que contiene el chicle se libera durante la primera media hora de masticación.

Cómo usar los chicles de nicotina.
  1. Introduce el chicle en la boca.
  2. Mastica hasta que notes un sabor amargo o picante.
  3. Cuando notes este sabor deja de mascar y espera a que el sabor desaparezca.
  4. Cuando vuelvas a notar sabor “normal” vuelve a mascar, repite los pasos 2 y 3.
  5. Repite el proceso cada 20 – 30 minutos hasta que deje de aparecer sabor.
Contraindicaciones de los chicles de nicotina.

Los chicles están contraindicados en pacientes con problemas en la boca o la faringe: infecciones, problemas de mandíbula, usuarios con dentaduras postizas o con implantes dentales.

Efectos adversos de los chicles de nicotina.

Los más frecuentes son:

  • Hipo.
  • Náuseas.
  • Gases.
  • Ardor.
  • Dolor mandibular.
  • Sequedad de boca.
  • Mal sabor de boca.

Comprimidos de nicotina para chupar.

Son muchos los laboratorios con presentaciones a base de nicotina de 3 dosis diferentes:

  • 1 mg
  • 2 mg
  • 4 mg

La nicotina se va disolviendo poco a poco cuando la persona va chupando el comprimido.

El comprimido no se debe masticar. Esto es importante. Del mismo modo que se debe ir jugando con él, no dejarlo siempre en la misma zona de la boca.

Efectos adversos de los comprimidos de nicotina.

No suelen dar muchos problemas. Aunque en algunos casos, producen:

  • Irritación de garganta.
  • Aumento de salivación
  • Leve irritación gástrica.

Los efectos adversos se suelen dar al principio, pero tienden a remitir conforme avanza el uso de los comprimidos.

Contraindicaciones.

No se recomienda usar comprimidos de nicotina en casos de infecciones de la cavidad orofaríngea.

Sprays de nicotina.

Actualmente, enero de 2021, sólo hay una marca que comercialice la nicotina en forma de spray en España.

Es una forma que se absorbe de forma más rápida, y con cada pulsación se libera 1 mg de nicotina. En función del nivel de adicción el paciente usará más o menos pulsaciones.

El dispositivo se suele acercar a la boca y sobre cavidad oral se realiza una o dos pulverizaciones y no se debe inhalar
mientras se realiza, ni tragar durante unos segundos tras pulverizar.

Se puede emplear hasta un máximo de 4 cada hora y de 64 pulsaciones al día.

Beneficios de dejar de fumar.

Por si te has agobiado con la fase de recaída, venimos a darte motivos para dejar de fumar:

Qué sucede en nuestro cuerpo cuando se deja de fumar.

Una vez hemos hablado sobre los tratamientos para dejar de fumar hay que hablar de los beneficios de dejar de fumar. Cabe distinguir, en este punto, dos tipos de cambios. Cambios a largo plazo y cambios a corto. Ambos son importantes.

Beneficios de dejar el tabaco a corto plazo:

  • Cuando han transcurrido pocos minutos de dejar el tabaco ya se produce una disminución de la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • A las pocas horas: descenso de los niveles de monóxido de carbono en la sangre y aumento del nivel de oxígeno.
  • En 2 o 3 días vas a ir sintiendo que el olfato y el gusto vuelven a su sitio.
  • Desaparición de la halitosis (mal aliento) y del olor a tabaco en ropa y cabello. Por no hablar de las cortinas, sábanas, tapicería, etc.
  • El color amarillento de manos, dedos y uñas se va a ir atenuando. Ayudando a cuidar esas manos.
  • Ahorro económico. Desde el primer día. ¿Sabes cuánto vale el precio de un paquete de tabaco? Pues va a estar en tu bolsillo.

Beneficios a largo plazo de dejar de fumar:

Progresivamente cada mes y año sin consumir tabaco repercute positivamente en nuestra salud, así a más largo plazo el dejar de fumar:

  • Disminuye el riesgo de los diferentes tipos de cáncer asociados (como el cáncer de pulmón, vías respiratorias, cérvix, vejiga y páncreas).
  • Reduce notablemente el riesgo de padecer enfermedades de la vía respiratoria como asma, bronquitis y otras enfermedades crónicas (enfisema y bronquitis crónica). Además el entorno familiar del fumador también se beneficiará de ello (en casas donde se fuma hay un incremento de niños con asma).
  • Disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • El riesgo de alergias y enfermedades del área ORL también se ve reducido.
  • La piel es la gran beneficiada dado que el tabaco favorece el envejecimiento cutáneo y una peor cicatrización de las heridas.
  • Menor riesgo de enfermedad periodontal, caries y mejoría de las manchas dentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *